There was an error in this gadget

Tuesday, February 28, 2006

Mi Visión de la Fotografía

Para mi la fotografía es un medio de expresión maravilloso. A través de ella nos podemos transportar a lugares a los que quizá nunca iremos, ver otras gentes y culturas, explorar rincones y espacios íntimos, descubrir espacios abiertos y redescubrir nuestras cosas, personas y lugares cotidianos, descubrir grandezas en las más pequeñas cosas, ver los ángulos más y menos favorecidos de las personas y los objetos. Podemos escudriñar entre las sombras, entre las luces y en los recovecos de este mundo en que transitamos día a día.
Por estas y muchas cosas más, que se expresan mejor con una imagen que con mil palabras, fue que desde temprana edad me interesé en este medio. Eso si, siempre a nivel de simple afición.
Recuerdo la primera cámara que tuve en mis manos por allá en mis tempranos trece o catorce años. Me la regaló mi madre de regreso de uno de sus viajes. Era una de esas que tenía un flash en forma de cubo en la parte de arriba y que solo servía para 4 tomas. Con esa cámara experimenté muchas cosas utilizando a mis tres hermanos menores como modelos, payasos, actores o simples víctimas inocentes de mis embelecos, muchos de los cuales nunca vieron la luz porque no había dinero para revelar los rollos, cuando había rollos.
Siempre tuve la inquietud por conocer de este medio, pero mis ganas eran inversamente proporcionales a mi capacidad económica y la de mi familia.
Por esto no fue hasta que llegué a la universidad cuando como parte de una clase obligatoria de la facultad de comunicaciones, que tuve mi primera cámara de 35 mm. La legendaria Pentax K 1000 que fue mi vehículo para internarme en el sendero de la fotografía de una manera un poco más formal y técnica.
Sobra decir que desde ese entonces la fotografía y yo somos inseparables, como un viejo amor al que se deja de ver y luego de un reencuentro se tiene la certeza de que esa es la persona que nos acompañará por siempre.
Tomé solo dos cursos: Fotografía básica en blanco y negro para posteriormente matricularme en Fotográfía básica a color.
Fue en la universidad donde realmente tuve oportunidad de conocer el medio, disfrutar de una jornada de laboratorio en el cuarto oscuro, sentir la mágica sensación de ver aparecer en un papel la imagen y poderla manipular para logar el contraste y el brillo deseados. Allí me frustré mil veces al ver que las fotos que creía únicas, habían sucumbido ante las sombras a la hora del positivado. También descubrí con sorpresa que muchas veces una foto tomada al azar podía ser la mejor de la jornada y que entre más uno conoce del tema, menos sabe.

Pude además comprobar que más allá de las marcas, los modelos sofisticados, los objetivos costosos o la ostentación de los que más tenían, la pieza más valiosa era esa que toma la cámara en sus manos y sabe "mirar" aunque su equipo no sea el mejor.
"No es la flecha. Es el indio" solía decir con gran acierto un profesor de la facultad.

Hace un par de años compré mi primera cámara digital. Una Fuji 2800 de solo 2 mega pixeles y con ella hice gran parte de las fotos que pueden ver en mis dos primeros temas. La cámara es muy limitada y no ofrece las posibilidades de una SLR, pero me sirvió para introducirme al mundo digital y enamorarme de él. Además, creo que logré sacarle bastante provecho y por supuesto me dejó también muchas frustraciones, por lo que hace poco compré una cámara Olympus Evolt 500 cuyo precio y opciones no podía rechazar. Como mis pretenciones no pasan por ser un fotógrafo profesional, sino simplemente ser un mejor amateur cada día, creo que esta cámara está bien y me ofrece casi todas las cosas que siempre eché de menos en la Fuji. Los nuevos temas son producto de mis primeros intentos con esta cámara. Espero poder ir mostrando progresos poco a poco.

Debido a que en mis inicios no disponía de los medios para comprar equipo fotográfico, desarrolllé a fuerza de necesidad una forma de hacer mis fotografías que posteriormente se convirtió en una filosofía personal frente al medio:
Para mi, la fotografía es una especie de reto entre el objeto o persona, el fotógrafo, las posibilidades que brinde la cámara y las condiciones de luz de la escena a fotografiar. Si todos los factores conspiran para que la cosa funcione, se obtiene una buena fotografía. Si algo falla, entonces la foto pierde en la medida en que más de estos factores no armonicen.

Tal vez por esto es que me considero una especie de "purista" de la fotografía. Me explico: Por regla general no me gusta hacer retoques a mis fotos, y prefiero disfrutar de ellas tal y como fueron concebidas. Trato de utilizar al máximo la iluminación natural o las luces que haya en una escena o lugar, para que la foto refleje lo más fiel posible la realidad de ese momento.
Me gusta experimentar con las sombras que la naturaleza y las condiciones climáticas o de iluminación de un lugar brindan y luego ver los resultados.

Como no tengo un buen flash y además no me gusta mucho la forma en que éste ilumina de manera plana, trato de minimizar su uso.
Resulta paradójico que alguien que trabaja día a día con diseño gráfico, animación en computadora y otros equipos tecnológicos, opte por no utilizar esa tecnología en el retoque de sus fotografías, pero realmente las pocas veces que lo hago, trato de minimizar el impacto de estos programas en la foto original. Tal vez cuando lo hago de manera más dramática es cuando paso una foto de color a blanco y negro y en el proceso utilizo algún filtro.

No obstante, respeto mucho y admiro el trabajo de quienes retocan sus fotos, hacen composiciones o montajes, eliminan defectos o proyectan el arte y el talento más allá de su foto original. Lo mio es simplemente una preferencia o una elección, no una crítica ni cosa similar.

Debido a mi formación y mis intereses notarán que un alto porcentaje de mis fotos son de arquitectura, porque además es algo que ofrece muchas posibilidades. Me gusta mucho la simetría y la perspectiva.
Me encantan los desnudos artísticos aunque no he tenido mucha oportunidad en ese campo. Lo poco que he logrado hacer no ha hecho mas que darme ganas de seguir intentandolo. Lo dificil es conseguir modelos al menos en mi entorno.
El retrato me gusta mucho aunque confieso que no es mi fuerte, excepto cuando se trata de mis hijos o alguien dispuesto a colaborar.
Me interesa mucho la macro fotografía pero en eso estoy en pañales. En realidad estoy en pañales en todo este asunto, pero por algún lado hay que empezar.
Seguiré intentándolo y ojalá quien lea esto quiera acompañarme en el intento.

Gracias por visitar mi Blog

Gonzalo Cobo Londoño

5 comments:

KEISY said...

Aqui estaremos para disfrutar de tus fotografias. Un saludo desde Girona.

Volanges said...

Seguro que seguiremos disfrutando con tus fotos. Un saludo

Goncolo said...

Gracias amigos... seguiremos en el intento.

julio said...

Que bueno encontrar otro fotoblog puertorriqueño. Me gusta mucho los colores en tus fotos, a ver si algún día nos encontramos. Si deseas, puedes añadir tu blog aquí, www.foto-blogs.com.ar, es un esfuerzo de un grupo de amigos por agupar los blogs de habla hispana. Saludos...

Qymera said...

Cobo, te he visto en otro blog comentando y he pasado a verte. Soy puertorriqueño y estoy residiendo en Perú hace seis años. Tus fotos me han regalado un poco de Puerto Rico, el cual siempre extraño (aunque en navidades 2005-06) estuve allá. Gracias por apreciar las bellezas de nuestra isla. Un saludo afectuoso, Armando.